La mujer fue encontrada en medio de un charco de sangre y con una profunda herida cuello. El adolescente confesó el crimen y entregó a los policías el arma homicida.

El hecho ocurrió en la vivienda ubicada en Saavedra 164, en Florencio Varela. Una vecina encontró a la mujer, identificada como Laura Barzola, de 54 años, agonizando en medio de un charco de sangre y con una profunda herida en el cuello.

Embed

La mujer fue trasladada de urgencia al Hospital Mi Pueblo donde falleció poco después, informaron fuentes policiales a NA.

La primera hipótesis de los investigadores fue que la mujer se había autolesionado por lo que la fiscalía en turno caratuló le hecho como "tentativa de suicidio" pero luego de revisar minuciosamente la escena, y ante la desaparición del hijo de la mujer, se recaratuló como "tentativa de homicidio" primero y "homicidio" después.

Embed

Poco después, el menor se entregó ensangrentado y con lastimaduras en las manos en la comisaría de General Belgrano, un pueblo ubicado a unos 160 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

Allí, el adolescente confesó el crimen y entregó a los policías el arma homicida.