Se trata de Serge Aurier, defensor de Costa de Marfil. Lo hizo en medio del festejo del segundo tanto que su seleccionado convirtió ante Malí, en la fase de clasificación para el Mundial. La acción fue furor en las redes.

Sobre la media hora de juego, el lateral derecho mandó un centro que un defensor de Malí terminó metiendo en su propia arco, estableciendo el 2-1 parcial. El jugador del Paris SG, en la celebración, se golpeó con fuerza el pecho y realizó el gesto con la mano de cortarse el cuello, dirigido a la tribuna.

Su acción fue de las más comentadas en las redes sociales en Francia, provocando risas y diversas teorías sobre los destinatarios de su amenaza, entre los que se incluirían los medios.

Serge Aurier festejo de hol.mp4

A finales de septiembre, Aurier (23 años) fue condenado a dos meses de prisión por un altercado con la policía parisina.

En febrero se burló de su entonces entrenador en el PSG, Laurent Blanc, y de algunos de sus compañeros en las redes sociales.