Los animales fallecieron al finalizar la competencia organizada por una entidad del gobierno y los veterinarios indicaron que les hicieron "tratamiento de rendimiento".
Tres caballos fallecieron durante la jornada de competencias en el Hipódromo de Posadas. Según publicó MisionesCuatro.com, las personas que asistieron al evento denunciaron uso de esteroides y maltrato a los animales.

El incidente se registró el domingo pasado en el hipódromo General Manuel Belgrano, donde se disputó la cuarta edición de la denominada Copa Challenger, organizada por el Instituto Provincial de Lotería y Casinos (IPLyC).

Embed
De acuerdo con testimonios de personas que asistieron a la jornada y de veterinarios, los animales habrían sido sometidos a tratamientos con estimulantes para mejorar su rendimiento. Las consecuencias de esa práctica resultan mortales debido al exceso en la inyección de este tipo de medicamentos.

A la convocatoria asistieron entre 20 y 25 mil personas y dos animales murieron al finalizar sus respectivas competencias, tras desplazarse unos 200 metros de la meta, mientras que otro fue sacrificado debido a la fractura de una de sus patas, según dijeron testigos.

A raíz de la muerte de los animales, entidades protectoras de animales reclamaron explicaciones a las autoridades del gobierno provincial y municipal de Posadas, con el fin de avanzar con presentaciones ante la justicia.

CABALLOS
La abogada Vanesa Daram, en representación de una de las organizaciones, dijo que "los hipódromos no deberían existir, si siguen vigentes es porque hay una red de complicidades", a la vez que responsabilizó a los organizadores de la polémica competencia por la muerte de los caballos.

"Si hay ordenanzas que prohíben la explotación animal no pueden darle un marco legal a algo que no lo es. Habrá que plantear una estrategia para que se cumplan las leyes", d
ijo la abogada, que es una de las autoras de la ordenanza de cuidado responsable de mascotas en Posadas. Esa norma fue sancionada en octubre del año pasado, pero aún no fue promulgada por el municipio de la capital de Misiones.

Por otra parte, el veterinario Ricardo Luzuriaga dijo a la prensa local que está convencido de que los caballos que murieron en la competencia "estaban estimulados", aunque admitió "no" tener pruebas de eso. "La hípica es una actividad que genera una fuente de trabajo, espectáculo incomparable, y todo esto desnaturaliza el show", dijo el veterinario.