Santiago Eduardo Riobó, jefe de Despacho en la Presidencia del Senado y colaborador directo de la vicepresidenta Gabriela Michetti confirmó que parte del dinero que le fue sustraído a la funcionaria provenía de "donaciones" para la Fundación SUMA, y que por las mismas no se entregaron recibos.

Riobó explicó sobre un aporte que hizo a la fundación. "El aporte lo realicé en el despacho de Gabriela Michetti, cuando era Senadora, fue por la suma de 2.500 pesos en los primeros días de noviembre de 2015, dos semanas antes de que suceda el robo en la casa. Esta colaboración la realicé en efectivo y la sumé yo al dinero que se estaba recaudando", dijo en carácter de testigo Riobó ante el juez Ariel Lijo.

En otro tramo de la declaración, Riobó recordó haber recibido un "sobre" con una cifra de entre 70.000 y 75.000 pesos que le entregó el senador Federico Pinedo "una semana antes de las elecciones", y una suma similar que le entregó la hermana de Michetti.

Embed

La declaración se suma a la de otros testigos que declararon en similar sentido ante el juez Lijo, quien investiga el origen de los fondos sustraídos de la casa de Michetti.

Riobó es colaborador de Michetti "desde que ella era Diputada Nacional, hará cinco o seis años", y admitió ante la justicia haber hecho un aporte de 2.500 pesos, sin recibo.

También le contó al juez que varios integrantes del PRO aportaban dinero para los gastos de la cena de gala de la Fundación SUMA.

"No se entregó recibo sino que por pedido de Gabriela lo que yo hacía era anotar quién me daba y cuánto para que cuando ella fuera a la Fundación le hiciera los recibos correspondientes", explicó al juez sobre la modalidad que se implementó.

Preguntado por el juez sobre como se recaudaba y guardaba el dinero, el testigo dijo que "Yo tenía un cajón con llave en el que guardaba las donaciones que se iban recibiendo. Gabriela no recaudaba el dinero, sino que pidió colaboración y ella dijo que me lo dieran a mí".

Riobó recordó haber recibido un "sobre" con una cifra de entre 70.000 y 75.000 pesos que le entregó el senador Federico Pinedo "una semana antes de las elecciones". También recibió una suma similar que le entregó la hermana de Michetti, Silvina.

"La fecha exacta de eso no la recuerdo pero si se que en el sobre estaba el dinero que él había recaudado, así como también un papelito en el que constaban los nombres y montos de los aportantes", explicó el testigo.

"Entiendo que Federico Pinedo y Silvina Michetti no entregaron recibos por las donaciones realizadas, porque la modalidad era la misma; esto es, entregar un listado con los nombres y montos para que una vez que Gabriela entregara el dinero a la Fundación se confeccionen los recibos correspondientes", dijo Riobó.

Interrogado sobre cómo llegó el dinero a la casa de Michetti, el colaborador recordó que él fue quien se lo entregó al empresario Juan Tonelli Banfi, pareja de la vicepresidenta. Ese dinero fue finalmente robado de la casa en noviembre del año pasado.

"Ese viernes yo me lleve toda la plata a mi domicilio y el sábado 21 de noviembre de 2015 a la mañana se lo acerqué al domicilio de Juan. Tengo entendido que Juan le llevó el dinero a Gabriela ese mismo día a la casa y que al día siguiente fue el robo", detalló.

La Justicia incluyó a SUMA en la investigación porque Michetti explicó que $190.000 sustraidos de su casa la noche del 22 de noviembre fueron recolectados por personas de su entorno para organizar la cena.

Luego la Justicia amplió -a pedido de los diputados Rodolfo Tahiade y Juan Cabandié- el objeto de la causa a las fundaciones "Fundar Justicia y Seguridad", "Formar", "Creer y crecer" y "Pericles", todas vinculadas al oficialismo.