Pese a su declaración y según trascendió, los investigadores que manejan el caso no creen en su versión. El uniformado bonaerense aseguró que le pegó tres tiros a cada uno de los agentes de la Policía Federal
El agente de la bonaerense, Marcos Fernández, que asesinó este jueves por la noche a dos efectivos de la Policía Federal, declaró ante la fiscalía especializada en Homicidios de La Matanza, donde alegó que los crímenes se dieron en el marco de una legítima defensa.

En ese sentido, declaró que se dirigía a lo de su mamá cuando se cruzó con el efectivo que se desempeñaba en la División de Custodia y Objetos Especiales, Andrés Oxance con quien discutió y a quien le disparó tres tiros. Luego, le disparó a Juan Carlos González, quien se desempeñaba en la Superintendencia de Drogas Peligrosas.

Embed
Sin muchos detalles, el hombre quiso alegar legítima defensa. Sin embargo, desde la Justicia trascendió que "no encontraron ningún tiro en su contra".

Ante esta situación, los investigadores descreen de su declaración y continúan investigando las hipótesis que vinculan a conflictos previos con Juan Carlos González.

En tanto, el teniente Fernández quien prestaba servicios en la comisaría Noroeste 5a. de Don Bosco, continúa detenido por el delito de "doble homicidio agravado por el uso de arma de fuego".