Una empresa japonesa anunció el desarrollo de un sistema que escanea las venas de los dedos empleando la cámara del smartphone, una tecnología que puede resultar útil como método de verificación biométrica para compras o transacciones.
La compañía Hitachi aseguró en un comunicado que esta tecnología compara la imagen tomada por el teléfono con la existente en una base de datos y confirma o no su similitud en un proceso que lleva apenas un segundo.

Aunque hasta ahora este tipo de autentificación requería de sensores infrarrojos, la empresa logró hacerlo a través de una tecnología de reconocimiento de colores que es capaz de detectar los vasos sanguíneos en el dedo a través de los cambios -imperceptibles a simple vista- de tonalidad de la superficie de la piel.

Embed
Este tipo de sistema se equipa sin problema en la cámara de un teléfono inteligente, según la compañía tokiota.

Hitachi espera comercializar este sistema en uno o dos años ante el avance del llamado fintech, que combina los servicios financieros con las tecnologías de la información a través de dispositivos como el smartphone y que requiere de sistemas cada vez más sofisticados para evitar las suplantaciones de identidad.