La caída de la economía en los primeros ocho meses del año acumula un contracción del 2,3%. Esta nueva caída interanual muestra sin embargo una desaceleración ya que en meses previos había alcanzado hasta el 6%.
La actividad económica volvió a caer en agosto, en comparación con el mismo mes del año pasado, un 2,6%, y acumula en los primeros ocho meses una baja del 2,3%, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Según las cifras del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), en agosto respecto de julio pasado, la producción de bienes y servicios mostró una mejora del 0,2%.

Las cifras que difundió el INDEC corresponden al Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que se difunde todos los meses a modo de anticipo de la evolución de PBI que se da a conocer en forma trimestral.

Los números muestran que la economía argentina se mantendrá en recesión durante el tercer trimestre de 2016, aunque en agosto hubo una disminución en el ritmo de caída.

En julio la comparación interanual del EMAE había mostrado una baja de 6 por ciento, en julio de 4,6 por ciento, en mayo de 2,6 por ciento y en abril de 3 por ciento. Marzo tuvo resultado equilibrado, mientras que febrero y enero fueron positivos 0,9 y 0,4 por ciento, respectivamente.

Embed
La comparación intermensual exhibe bajas de 0,7 por ciento en julio, 0,5 por ciento en junio y en mayo, 2 por ciento en abril, una suba de 0,9 por ciento en marzo, y retracciones de 0,6 por ciento en febrero y 0,4 por ciento en enero.

La baja interanual de 2,6 por ciento en agosto es la menor desde que comenzaron los números negativos -idéntica a la de mayo- y permite pensar que la economía pudo haber tocado su piso durante ese mes.

Los pronósticos privados estiman que la economía argentina caerá cerca de un 2 por ciento en 2016 y los datos oficiales confirman la tendencia. Para 2017 se proyecta un crecimiento de 2 por ciento, que para concretarse necesita de un cuarto trimestre con valores positivos.

El EMAE es un informe anticipado y por lo tanto no está discriminado por sectores para realizar una evaluación de cómo le fue a cada rama de la economía.

Embed