Tras 15 días de agonía el hombre falleció y la justicia cambió la caratula de la causa contra su mujer de "tentativa de homicidio" a "homicidio". Investigan si las heridas que lo llevaron la muerte se produjeron en un contexto de legítima defensa en un marco de violencia de género.
Un hombre cuya pareja lo roció con perfume y le prendió fuego en más del 50 por ciento del cuerpo cuando aparentemente la golpeaba en su vivienda de la provincia de Catamarca, falleció este sábado luego de dos semanas de agonía, según informaron fuentes policiales y judiciales.

Se trata de un hombre de apellido Vega, quien según el parte médico entregado a la prensa por las autoridades del Hospital San Juan Bautista, de la capital provincial, murió por "un paro cardiorespiratorio" como consecuencia de la gravedad de las heridas sufridas.

Embed
El hecho en el que el hombre sufrió las quemaduras ocurrió el pasado 15 de octubre, cuando de acuerdo con la investigación discutía con su pareja, llamada Ana María, y comenzó a agredirla físicamente.

En esas circunstancias, la mujer quiso defenderse de los golpes, lo roció con un perfume y le prendió fuego, provocándole graves quemaduras en el 50 por ciento del cuerpo.

Ana María fue detenida e imputada por el delito "tentativa de homicidio", aunque luego del fallecimiento de Vega la carátula de la causa cambiará a "homicidio", que prevé penas más graves.

Esta semana, el juez de Garantías catamarqueño, Héctor Maidana, concedió el beneficio de arresto domiciliario a la joven madre "con el objeto de no interrumpir el vínculo con sus hijos mientras avanza la investigación policial y judicial", según lo expresó oportunamente el magistrado.

Embed
Maidana hizo así lugar al planteo presentado días atrás por los abogados defensores María Carrizo y Juan Carlos Véliz, quienes en su argumentación expresaron que el caso "se trató de un caso de legítima defensa dado que la mujer estaba sumida en un contexto de violencia de género desde hace tiempo".

En primera instancia, los abogados habían solicitado el cese de la detención para que la mujer pudiera recibir contención profesional, y de manera subsidiaria, solicitaron que en caso de no cesar la privación de la libertad, se le concediera la modalidad de prisión domiciliaria para que pudiera sostener el vínculo con sus hijos.

Asimismo, durante la marcha #NiUnaMenos #VivasNosQueremos llevada a cabo el miércoles 19 de este mes, las organizaciones de lucha contra la violencia de género de Catamarca reclamaron por su liberación.