El cantante canadiense volvió a hacer de las suyas y abandonó un concierto revoleando el micrófono. Mirá las escenas.



Justin Bieber no deja de generar escándalos. El cantante canadiense, de 22 años, protagonizó un lamentable episodio durante un show brindado en Manchester.

El artista se enojó con sus fans, que no dejaban de ovacionarlo: revoleó el micrófono y se retiró en medio del concierto sin mediar palabras. Minutos después, regresó en medio de un clima de enojo y disconformidad.


Seguí leyendo en RatingCero.com.