Arquitectos crearon una ilustración de cómo se vería la tan polémica construcción que planea construir el candidato republicano en caso de ganar las elecciones en Estados Unidos.

Un estudio de arquitectura mexicano se encargó de realizar el diseño de cómo se vería el tan controversial muro que proyecta construir Donald Trump en caso de ganar las elecciones en Estados Unidos el próximo 8 de noviembre.

El muro que construiría el candidato republicano sería, de manera irónica, una gran pared de color rosa y se extendería desde el Océano Pacífico hasta el Golfo de México, abarcando unos 3 kilómetros de frontera. Los arquitectos del Estudio 3.14 lo nombraron "la bella perversidad de Donald Trump".

"Ya que México pagará por el muro fronterizo, es justo que el país haga una contribución estética a él. En honor del renombrado arquitecto mexicano Luis Barragán, quien fue famoso por sus grandes paredes y colores brillantes, la división imaginaria es rosa", expresó uno de los creadores.

Al irónico proyecto, además, le diseñaron un centro comercial y un mirador para que los norteamericanos puedan "observar el paisaje mexicano".