El salvaje ataque a cuchillazos se perpetró tras una fuerte discusión entre la joven y su pareja, que luego de apuñalarla la dejó en el hospital y escapó. El agresor aún es intensamente buscado por la policía.

Una modelo de 26 años fue atacada durante un ataque de celos por su novio en su departamento del barrio porteño de Recoleta, quien la hirió a puñaladas, luego la llevó hasta la guardia de un hospital y escapó, informaron fuentes policiales.

El hecho se conoció luego de que la víctima y su novio, identificados como Verónica Notagay y José María Slapak (ambos oriundos de la provincia de Chaco) ingresaran al Hospital Alemán, situado en Avenida Pueyrredón 1640.

michelle modelo
Michelle Notagay, la modelo atacada a puñaladas.
Michelle Notagay, la modelo atacada a puñaladas.
Los médicos de guardia constataron que Verónica, quien utiliza el nombre artístico de Michelle, presentaba neumotórax leve, es decir la presencia de aire entre la pleura y el pulmón en este caso producto de una perforación producida por arma blanca, y otras puntadas en distintas partes del tórax sin riesgo de vida.

Según dijeron los voceros, poco después se presentaron los efectivos de la comisaría de la zona, quienes pudieron entrevistarse con la modelo para saber qué es lo que había ocurrido.

Embed
La joven les relató que se encontraba con Slapak en su vivienda, situada a tres cuadras del Hospital, en Juncal al 2200, y que éste había iniciado una fuerte discusión originada por celos, hasta que finalmente tomó un cuchillo y la apuñaló en reiteradas ocasiones.

Los uniformados se dirigieron hasta el domicilio para ubicar al agresor, aunque Slapak ya no se encontraba en el lugar y sólo hallaron al perro de la víctima, que entregaron a un amigo para su guarda.

La policía secuestró un cuchillo, presuntamente utilizado para lesionar a Notagay, dos sábanas y un cobertor manchados con sangre.

En las últimas horas los pesquisas detectaron que Slapak había sacado pasajes de micro con la aparente intención de fugar de la Ciudad de Buenos Aires, por lo que fueron a esperarlo a las distintas terminales en las que podía abordar el transporte, aunque el hombre no se presentó y continuaba su búsqueda.