Se trata de un periodista que se presentaba como un "especialista en mercados a futuro". Tenía un programa de radio y una oficina personal donde asesoraba sobre finanzas y les ofrecía invertir dinero para obtener ganancias futuras. "Se robó la plata de toda la familia", denunció su sobrino. Ahora, está prófugo.
"Especialista en mercados a futuro", así se presentaba Daniel Viglione ante la audiencia. Tenía un programa propio en Mar del Plata y además atendía de forma personal en su oficina. Lejos de ser un economista, resultó ser un verdadero estafador. Tal es así, que hasta se robó la plata de su propia familia, según contó su sobrino en las redes sociales.

Embed
Viglione asesoraba sobre finanzas y ofrecía invertir los ahorros con la promesa de que obtendrían ganancias impensadas. La condición del capital era que no fuera inferior a los u$s 10.000. De esta forma logró sumar más de medio millón de dólares.

Las víctimas tardaron en darse cuenta que se trataba de una estafa, pero ya se acumularon 20 denuncias en la Fiscalía de Delitos Económicos de Mar del Plata.

Daniel Viglione audiencia.mp4
Así le hablaba Daniel Viglione a su audiencia. Está desaparecido desde el 21 de octubre.
Viglione desapareció el 21 de octubre. Esa misma noche, su familia hizo una denuncia en la comisaría sobre "averiguación de paradero" porque no había regresado. Hasta la fecha no hay ninguna novedad sobre el destino al que pudo haber partido o escalas que haya realizado desde que se lo vio por última vez en Mar del Plata. Una versión, no confirmada aún, lo ubicaba rumbo a Chile.

El periodista estaba al frente de la denominada Comunidad Economy Geeks desde la que, durante casi 14 años, se movió para colocar dinero de ahorristas locales en mercados internacionales que les garantizaban buenos beneficios.

En el último video que compartió en su web, relata que tiene problemas con la nueva compañía con la que estaba trabajando en Nueva York y se refirió "a las peticiones concretas, reales, y absolutamente genuinas" que le estaban haciendo: sus clientes le estaban exigiendo que les restituyera su dinero.

Los investigadores creen que Viglione habría realizado una estafa mediante lo que se conoce como el "esquema Ponzi": a los primeros inversores se les pagan supuestos dividendos con lo que ponen los clientes que llegan después; las ganancias son tan jugosas que se corre el boca a boca y se multiplican los interesados. En un momento, el autor del engaño deja de pagar y se queda con el dinero.