Boca y Rosario Central protagonizarán esta noche el tercer duelo de cuartos de final de esta edición de la Copa Argentina, en lo que será un cruce que arrastra una historia repleta de polémica desde el año pasado.
Ambos equipos definieron este certamen en 2015, en un encuentro en el que el Xeneize terminó imponiéndose por 2 a 0 para gritar campeón, pese a que el pésimo arbitraje de Diego Ceballos tuvo mucho que ver.

El árbitro primero anuló, a instancias del línea, un gol de cabeza de Marco Ruben, cuando el delantero parecía estar en la misma línea que el último defensor xeneize.

Pero en el segundo tiempo cobró penal en una falta de Paulo Ferrari sobre Gino Peruzzi que había sido claramente afuera del área y luego, para rematarla, no anuló el segundo tanto de Boca, pese a que Cristian Chávez estaba en clara posición adelantada.

Boca Rosario Central
Obviamente, el entrenador de Central, Eduardo Coudet, estalló en pleno campo de juego contra el árbitro y sus asistentes y se armó un revuelo generalizado que no le impidió a Boca celebrar un nuevo título.

Esta noche, en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, puede haber revancha.