Cambiemos sumó los votos del massismo, el Bloque Justicialista y de los diputados alineados a los gobernadores peronistas y aprobó en general con 177 votos afirmativos contra 58 negativos el Presupuesto para 2017. También decidieron dar marcha atrás al aumento de sueldos y dietas que superada el 47%.

La Cámara de Diputados aprobó en general, por amplia mayoría, el Presupuesto 2017, que estima una pauta de crecimiento de la economía del 3,5% para el año próximo, un plan de obras públicas, y destinar más del 60% de los recursos a gastos sociales.


La iniciativa fue votada por 177-más de los dos tercios de los miembros del cuerpo-contra 58 votos negativos y cuatro abstenciones que correspondieron a Libres del Sur y uno de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer.

Embed


La iniciativa se votó en general con un amplio consenso ya que no sólo fue aprobado con el respaldo de Cambiemos, el massismo, el Bloque Justicialista y 15 de los 70 legisladores del FPV.


La implementación del presupuesto tendrá limitaciones para poder ser reformulado porque se votó una reforma del artículo 37, para acotar los superpoderes que disponía el Poder Ejecutivo para cambiar el destino de los recursos ya que se acotó esta atribución a un 7,5% del gasto.