El entrenador de la Argentina deberá cambiar las piezas para generar juego asociado. Sin embargo, tiene un problema aún mayor: la Albiceleste es la menos eficaz y necesita rematar más de diez veces para meter un gol.
Más allá de los problemas en la creación de juego, la Selección argentina tiene otro problema, tal vez más grande: la efectividad. Pasadas 11 jornadas, el equipo de Bauza es la menos eficaz de las Eliminatorias Sudamericanas.

Tuvo un total de 121 disparos y convirtió en 11 ocasiones, por lo que cuenta con un promedio de 9.1% por partido. En otras palabras, la Albiceleste necesita rematar 11 veces al arco para concretar un gol.

Embed

Muy lejos está de Uruguay, escolta a una unidad de Brasil, líder en la tabla de efectividad. Fiel al estilo charrúa, el equipo que conduce el Maestro Tabárez es uno de los que menos remató pero más acertó: tiene un promedio de 22.3%, con 23 goles en 103 remates. Es decir, que necesita 4,5 disparos para meter la pelota en el arco rival.

Detrás de la Celeste, se ubica Brasil. Desde la llegada de Tité, el Scratch mejoró muchísimo y se ve en los resultados. Con 26 tantos es el equipo más goleador de la Eliminatoria, a pesar de sus 138 remates al arco. El líder de la tabla de puntos convierte cada 5,3 veces que dispara a puerta.