Miles de personas pasan cada día frente al número 6 de la Operngasse, junto a la Ópera de Viena. Pocos saben que en agosto de 1942 una vecina del edificio, Anna Goldschmid, fue enviada a un campo de exterminio. Una app permite ahora recordar a Anna y a miles de víctimas más del nazismo.
Ninguna placa ni inscripción recuerda el asesinato de Anna Goldschmid, que falleció en el campo de Treblinka, ni de los otros tres vecinos de esta casa que fueron también deportados.

Luchar contra ese olvido es el objetivo de Memento Wien, una página web creada por el Archivo de la Resistencia Austríaca (DÖW, en sus siglas en alemán), adaptada para su uso en dispositivos móviles y con la que se puede recorrer el mapa del horror nazi en Viena.

De momento, la aplicación contiene información sobre 623 edificios del centro de Viena donde tuvieron su última residencia 5.125 personas víctimas del Holocausto.

Los transeúntes pueden encontrar fotografías, documentos y datos sobre cada uno de los vecinos deportados, y en su mayoría asesinados, que vivían en las calles céntricas de la ciudad, explica a Efe Wolfgang Schellenbacher, responsable del proyecto.

"Unas 67.500 personas fueron asesinadas (por los nazis) en Austria. Es una cifra muy alta. Pero un mero número nunca te cuenta una historia ni te informa sobre la persona que está detrás", dice.

"No queríamos dejar a las víctimas solamente como un número", agrega Schellenbacher, quien trabaja de documentalista e historiador en el DÖW, una institución pública que se dedica a investigar y a que no se olviden los años del nazismo en Austria (1938-1945).

Embed
La página web, que funciona en alemán y en inglés, está principalmente pensada para su uso en teléfonos inteligentes y tabletas electrónicas, ya que éstas cuentan con un localizador vía satélite que determina la posición exacta del usuario (GPS).

"Con el GPS y las nuevas tecnologías era el momento de ponernos con ello", recuerda el historiador sobre los orígenes de este proyecto.

La aplicación solamente cuenta con información de víctimas fallecidas, ya sea durante el Holocausto o después de la guerra, para salvaguardar la privacidad de quienes aún viven.

En Austria, donde la historiografía oficial reivindicó durante décadas que el país fue "la primera víctima del nazismo", la investigación del Holocausto fue un tema "difícil" de tratar hasta mediados de los años 1980.

"Hoy en día la mayoría de la gente es capaz de discutir sobre ello sin ningún problema", explica Schellenbacher.

Memento Wien no solamente ofrece información sobre las víctimas, sino también de algunos de los edificios emblemáticos de la represión nazi, como el cuartel en Viena de la Gestapo, la terrible policía política del III Reich.

El proyecto cuenta con el apoyo económico del Gobierno austríaco, a través de fondos provenientes del Ministerio de Ciencia, Investigación y Economía, entre otras instituciones.

Su objetivo es "dar a conocer a la gente lo que pasó a su alrededor" y poner nombre y cara a los judíos vieneses deportados que vivían en el centro de Viena, explica el historiador.

De hecho, se planea ampliar el radio de acción de la web a otras áreas de la ciudad, sobre todo al distrito de Leopoldstadt, donde vivía la mayor parte de los judíos de Viena.

Solo en esa zona fueron deportados y asesinados más de 30.000 vecinos, destaca Schellenbacher.

Hasta 1938, cuando se produjo la anexión de Austria por la Alemania nazi, vivían en Viena unos 200.000 judíos, un 10% de la población total de la capital.

Unos 130.000 lograron huir a tiempo de los nazis, mientras que el resto fueron enviados a los campos de concentración y de exterminio, donde la mayoría murió.

Una vez se termine de documentar Viena, los desarrolladores de la aplicación tienen en mente poder empezar en otras ciudades del país, como Salzburgo, aunque esa expansión "es cuestión de dinero", reconoce el historiador de DÖW.