El profesor de gimnasia Mariano Volta fue condenado a 22 años de cárcel por abusar de ocho menores y el fallo desató la ira de un grupo de docentes que aseguran que es inocente.

Los tribunales de Morón viven momentos de tensión por la presencia de dos grupos, unos que apoyan al profesor de educación física Mariano Volta, condenado por abuso de menores, y los que defienden a la parte acusadora.

Volta fue sentenciado a 22 años por ocho casos de abusos a chicos de 2, 4, 6 y 7 años. Estuvo casi dos años sin presentarse a la Justicia, porque su abogado le había dicho que no estaban dadas condiciones y fue arrestado.

Tensión por un profesor condenado por abuso de menores
Tensión por un profesor condenado por abuso de menores

Desde su entorno aseguran que el juicio no tuvo las garantías necesarias como la cámara Gesell a las presuntas víctimas. El acusado dice además que fue una de las madres la que fomentó las demás denuncias.

Una de las docentes que fue a respaldar a Volta dijo que "se hicieron mal los procesos. Mariano nunca debería haber estado preso. Primero tendrían que haber resuelto las pruebas" y agregó: "Conocemos los detalles de la causa, nunca puso suceder lo que están contando". "Mariano nunca estuvo solo dando las clases", afirmó.

Abogado de las víctimas del profesor de gimnasia
Abogado de las víctimas del profesor de gimnasia

Carlos Pousa Bogado, representante de las víctimas, explicó que "en este tipo de situaciones lo primero que hay que hacer es creer en la palabra de los chicos". El letrado, que había pedido cuarenta años de prisión para Volta, dijo que las pruebas habían corroborado la denuncia y cruzó a los defensores del docente: "¿Qué intención podían tener los familiares de las criaturas de acusar a un profesor de educación física y en eso llevarse la vida de las victimas?"

Según manifestó Bogado, cada chico tuvo un perito distinto y contaron que habían recibido la misma información. Fueron 13 especialistas: ocho oficiales y 5 particulares. También afirmó que las pericias a Volta habían arrojado que tiene rasgos psicopáticos e histéricos.