En medio de la recuperación por la interminable lesión en su muñeca, y antes de comenzar una seguidilla épica en este 2016, el tandilense grabó un video conmovedor para su círculo íntimo mientras entrenaba solo. Hoy, estas palabras valen doble. Miralo acá.
El mensaje completo:

"Esto es así, chicos: Uno está solo en el gimnasio, no hay nadie. Diluvia en Buenos Aires, las ganas de entrenar son muy pocas, las ganas de salir de la cama son muy pocas, no tener a nadie que lo motive ni que lo acompañe hace mucho más difícil todo. Pero el orgullo y el amor propio es mucho más fuerte, y yo estoy acá gracias a ustedes que son mis amigos, y siempre me bancaron cuando estuve muy mal. Entonces ahora todo el esfuerzo es para que puedan disfrutar verme jugar y para que durante muchos años más estemos todos juntos peleando porque yo pueda ser feliz adentro de una cancha. Les mando un abrazo y que cada uno en lo que haga deje todo. Si sale bien buenísimo, y si no, que se queden tranquilo que lo dieron todo."

Del Potro