Tras la consagración en Croacia que le dio el primer título en la historia de este torneo al país, el equipo argentino arribó al país y brindó una conferencia de prensa en el aeropuerto de Ezeiza, donde el capitán, Daniel Orsanic, consideró que hicieron "algo impensado".
"Nos sentimos orgullosos. Esto es algo histórico, algo soñado y algo impensado", manifestó con orgullo Orsanic, quien también confesó por qué se decidió por Federico Delbonis para disputar el quinto y definitivo punto de la serie final.

"A Karlovic lo vi pálido, no podía mover la cara de los nervios que tenía. A Fede le dije que estaba muy feliz de que defina él, estaba muy confiado. Es todo mérito de él, jugó un partido casi perfecto", confesó.

Al respecto, el propio Delbonis comentó: "Cuando me dijeron que había ganado Juan Martin me invadieron dos sensaciones: el poder saber que iba a jugar y también la responsabilidad, sabía que era un punto delicado y me enfoqué en eso".

Juan Martín Del Potro, claro está, fue el más requerido, resaltando el "logro histórico" y dando por seguro que "todo el mundo quería que Argentina ganara la Copa" por la pasión y porque es la que tiene la "mejor hinchada".

"Es el mejor año de mi vida en los emocional, en lo tenístico", dijo acariciando la réplica de la Davis, a la que suma la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río y entre las dos competencias las victorias sobre el 1 y 2 del mundo.

"No puedo pedir nada para el año próximo. Tengo el US Open que es un sueño de chiquito, ahora este año. Solo agradecer",
completó.

El humor lo puso Leonardo Mayer, cuando una periodista tandilense preguntó sobre las recepciones en sus pueblos y aludió que Del Potro estaba acostumbrado. "¿Y yo no?", se metió el correntino, ese que solo jugando Challenger metió a la Argentina en la final con la victoria sobre Daniel Evans en la semi de Glasgow.

Lógicamente, el capitán Orsanic se refirió también a la tragedia del vuelo que transportaba al plantel de Chapeconse, que dejó el saldo de 76 personas fallecidas. "Es sin duda una tragedia. Les mandamos mucha fuerza y todo nuestro apoyo a la familia de cada uno de los jugadores y de quienes viajaban en el avión", dijo Orsanic, en nombre del grupo durante la conferencia.
Orsanic dijo que se enteraron ni bien aterrizaron en Buenos Aires y que la noticia produjo "una tristeza inmensa que nos puso a todos muy mal".