Como si fuera una escena de Máxima Velocidad, el micro con el plantel argentino estaba arriesgadamente a fondo por la autopista que desembarcaba en el estadio Atahualpa de Quito. Un usuario de redes sociales lo filmó.