El viernes por la madrugada cinco delincuentes robaron una sucursal de la Asociación Nacional de Afiliados, pero la alarma se disparó y debieron huir con lo que tenían a mano. Al chocar se mataron cuatro y a la familia que iba en el otro auto.

Los ladrones que generaron el trágico choque en Uruguay, donde murieron cuatro de ellos más un matrimonio con sus dos pequeños hijos, escapaban de la policía con dos cajas en las que creían que había dinero pero que estaban vacías.

En la madrugada del viernes, los cinco asaltantes entraron a una sucursal de "Anda" (Asociación Nacional de Afiliados), pero se disparó la alarma y tomaron una buzonera en la que los afiliados hacen sus depósitos y una caja auxiliar, sin mirar en su contenido.

Embed

Huyeron a toda velocidad en un Volkswagen Gol rojo y se metieron a contramano y con las luces apagadas por la Ruta 1 para eludir a la policía. El que tampoco los vio fue Gastón Monti, que viajaba con Romina Núñez Quintana y sus dos hijos: Isabela, de 2, e Ignacio, de 8. El único sobreviviente fue uno de los ladrones, de 19 años.

Luego trascendió que Monti era custodio de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien al enterarse de la tragedia declaró: "Es muy trágico. Es como si fuese un familiar. Me afectó muchísimo".