Juan Martín Del Potro invitó al mejor surfista argentino a su entrenamiento y charlaron, sobre todo de surf. Se desearon suerte para el debut de ambos, que será el mismo día (lunes 20/2). "Es un ídolo, fue un momento mágico", dijo Muñiz.
Santiago Muñiz todavía está emocionado. Acaba de salir del Tenis Club Argentino y lanza la frase que resume el significado de su encuentro con uno de sus tres máximos referentes en el deporte mundial. "Mi hermano Alejo es uno, porque está donde yo quiero llegar (el Championship Tour), otro es Messi, por quien plotee mi tabla, pero Del Potro también es muy especial por muchos motivos. He visto varios videos suyos antes de competencias para motivarme", explica el surfista argentino que más lejos llegó en el 2016 y quien sueña con ser el primero en ascender al CT que reúne a los 32 mejores del mundo.

La ilusión comienza en Australia, primero en Newcastle desde este lunes 20 y luego en Mainly (27). Pero primero, en Argentina, el rider estrella de Quiksilver Argentina hizo la pretemporada en su Mardel natal y tuvo encuentros "tenísticos" que cumplieron otros deseos.

En enero se metió a compartir olas con Daniel Orsanic, capitán de Copa Davis, un fanático del surf. Y un mes después fue invitado por la Torre de Tandil para vivir desde adentro una práctica previa a su debut en el 2017, justo el mismo día que Muñiz, el 20 en Delray Beach, torneo 250 que se jugará en Estados Unidos.

Embed
Todo comenzó cuando Santi le mandó un video de forma privada manifestando su admiración por él. A JM le encantó y decidió concretar un encuentro. Muñiz, quien tiene al tenis como uno de los deportes preferidos, se sorprendió con la concentración y intensidad que Juan Martín le dedicó al entrenamiento. "Lo vi muy bien, re metido, con mucha determinación y ambición. No tengo dudas de que va a volver a ser top 10. Ya demostró que puede y se nota que está en un momento de disfrute en su carrera luego de todo lo que le pasó", opinó.

El surfista estaba nervioso antes y durante el encuentro. No quería molestar. Pero fue Delpo, en los descansos y cambios del lado de la práctica, quien comenzó cada diálogo. Sobre todo para preguntarle sobre surf. JM manifestó conocimientos al preguntar sobre Quequén como spot de surf. "Queda cerca de Tandil y tengo amigos que van", le comentó.

Del Potro se interiorizó sobre lugares, dimensiones de olas, torneos y dificultades del deporte. Y se sorprendió al conocer que la forma de disputa y el ránking son muy parecidos a los del tenis. "Sí, incluso ahora voy al Australian Open, el mismo que tiene el tenis aunque con poco más de un mes de diferencia", informó Santi, quien en el 2016 terminó 46° en el QS, ránking que engloba a todos los surfistas profesionales que quieren ingresar al CT.

Embed
"Las playas de Australia tienen fondo de arena, con olas rápidas que me convienen y me gustan. Ojalá pueda arrancar el año como espero. Llego muy bien entrenado y confiado mentalmente", le explicó Muñiz. También le contó cómo fue la surfada con Orsanic, coach de JM en la histórica conquista de la Davis. "Ojo que Danny es bueno como surfista", dijo mientras Delpo sonreía. Inmediatamente se animó a invitarlo al agua. "Soy demasiado alto me parece...", se excusó JM hablando de su 1m98.

"Fue un momento mágico. Para mí fue estar con uno de mis ídolos. Imaginate que yo, para motivarme, veo siempre videos suyos, desde aquel título del US Open hasta los puntos más increíbles o los partidos más emotivos. Y ahora poder encontrarme con él, saludarlo, charlar un rato y ver su entrenamiento a un metro fue increíble. En especial darme cuenta que es una persona tan linda y cálida", contó Muñiz, quien ya viajó a Australia a la espera de comenzar el camino hacia su sueño.