El siempre polémico Juan Carlos Crespi volvió a sacar a la luz un tema que parecía enterrado al afirmar que el Superclásico de mayo de 2015 por la Copa Libertadores de América en el que River eliminó a Boca por descalificación se tendría que haber terminado en la cancha.
"Por dirigentes como D'Onofrio estamos como estamos. Con Grondona, el partido se terminaba en la cancha", aseguró el dirigente xeneize en referencia a la descalificación que sufrió su equipo por la agresión a jugadores de River con gas pimienta en la manga antes de jugar el segundo tiempo.

Embed
"Lo del gas pimienta no fue para tanto. D'Onofrio es un vendehumo. El Boca-River suspendido no había terminado y ya estaba en Paraguay presentando los papeles", agregó Crespi, quien además dijo, con respecto a la situación del fútbol argentino, que "todo se va a solucionar y tendremos fútbol este finde.