El mejor boxeador de los últimos tiempos finalmente confirmó que podría volver a la actividad para capitalizar la tan esperada contienda frente al irlandés Conor McGregor, figura de la UFC de artes marciales mixtas.
El último viernes, Mayweather, de 40 años, indicó en una conferencia de prensa celebrada en Londres que quiere salir rápido de ese compromiso, por lo que retó a McGregor a realizar la pelea en junio próximo.

Mayweather, ex campeón mundial de peso welter, indicó: "me calzaré nuevamente los guantes y saldré de mi retirada sólo para hacerle frente a McGregor", campeón de peso ligero de la UFC. "Acabemos con esta mierda de una vez, no más excusas".

Para dejar constancia de su reto, Mayweather pidió a la audiencia que lo grabaran con sus teléfonos móviles. "Y no quiero escuchar más excusas ni sobre el dinero o las reglas de la UFC, ni ninguna otra, es mejor hacer las cosas simples: peleemos en junio", retó.

McGregor, de 28 años, exigió un pago garantizado de 100 millones de dólares para enfrentar a Mayweather. El peleador se encuentra bajo contrato exclusivo con la UFC, lo cual le representa un obstáculo para participar en ese combate, además no pelea desde que ganó el título de peso ligero de la UFC al noquear a Eddie Álvarez en noviembre pasado. Actualmente está tomando un descanso mientras espera el nacimiento de su primer hijo, que será en mayo.

Por su parte, Mayweather Jr., que cuenta con un récord profesional de 49-0, no pelea desde que se retiró a finales del 2015.

Embed
Otro impedimento para el combate es que el presidente de la UFC, Dana White, quien ofreció públicamente a Mayweather Jr. y McGregor 25 millones de dólares a cada uno para pelear, dijo que tiene dudas de que alguna vez se concrete el combate.