A los hinchas napolitanos les llegó la hora de la venganza: a ocho meses de su partida, Higuaín vuelve al San Paolo y se prepara un duro recibimiento. La herida quedó abierta.

A poco menos de un año de su polémico pase de Nápoli a la Juventus, Gonzalo Higuaín regresa a Nápoles y el estadio San Paolo será un verdadero infierno contra el Pipita. En las calles de la ciudad del sur de Italia ya se siente el pulso de la venganza con carteles que llevan las frases "es un traidor", "no vale nada", "judas" o "mercenario".

higuain-napoles2.jpg
El pase del delantero fue por unos 90 millones de euros; pero para los hinchas napolitanos la herida quedó abierta. Por eso, para los fanáticos del conjunto celestre se trata de un momento especial: "Llevamos un año esperando su regreso. Dijo que estaba enamorado de Nápoles pero se fue por dinero. Es un traidor. Debe aguantar el ruido y los silbidos. Se equivocó", confesó Bruno Alcidi, propietario del Bar Nilo en Nápoles que tiene un altar en honor a Diego Maradona y una bolsa de basura con la fotografía de Higuaín.

higuain.jpg
La bandera:
La bandera: "Hoy sos un sirviente del sistema. Estás podrido, sucio y eres traicionero"
A tres días del partido, un grupo de ultras le colgó una bandera en el barrio Stella que reza: "Hoy sos un sirviente del sistema. Estás podrido, sucio y eres traicionero". Además, ya se empezaron a vender rollos de papel higiénico con la cara del propio Pipita. Lo cierto es que la recibida para del delantero será un verdadero calvario.