Aunque cueste creerlo, el delantero de River Plate, Marcelo Larrondo, volvió a lesionarse este domingo durante la entrada en calor del partido de Reserva con Godoy Cruz de Mendoza.
El ex jugador de Rosario Central sintió una molestia muscular y tuvo que dejarle su lugar en el equipo a Nicolás Franco, con lo que extendió el maleficio de lesiones que lo persigue desde su llegada al club en julio del año pasado.

Embed
El mendocino nacionalizado chileno, de 28 años, llegó a Núñez en recuperación por una cirugía de meniscos y luego se le diagnosticó una osteocondritis en su rodilla derecha, por la que tuvo que ser operado dos veces en el último semestre del año pasado.

Embed
Esa lesión no tiene cura, es de carácter crónico, y le produce una sinovitis (acumulación de líquido) cada vez que se exige con intensidad en los entrenamientos o los partidos.

River pagó por su pase un total de 3.650.000 millones de dólares y el delantero sólo pudo jugar 130 minutos (seis partidos, sólo uno como titular, todos por el Campeonato de Primera División) sin convertir goles.