El presidente de la Corte Suprema de Justicia envió cartas documento a la diputada de Cambiemos y a la jueza para que desmientan las "difamaciones" e "injurias" a su persona. Amenazó con denunciarlas penalmente.
El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, intimó este miércoles a la diputada Elisa Carrió y a la jueza federal María Servini a desmentir las "difamaciones" e "injurias" a su persona bajo apercibimiento de denunciarlas penalmente.

Luego del fallo de la Corte Suprema que obliga a los jueces que cumplan 75 años a jubilarse, la jueza Servini salió con los tapones de punta contra el titular del alto tribunal a hacer declaraciones ante distintos medios periodísticos.

Embed
La respuesta de Lorenzetti no tardó en llegar a través de una carta documento enviada a la jueza: "Nunca imaginé que una jueza de la Nación podría utilizar injurias, agravios y difamaciones mediáticas para intentar modificar decisiones de la Corte Suprema y del Consejo de la Magistratura", dice parte de la carta documento firmada por Lorenzetti a título personal.

A Servini la intimó desmentir "falsas afirmaciones que han resultado gravemente lesivas a mi honor e imagen personal en el término de 24 horas bajo apercibimiento" de denunciarla penalmente por injurias.

En cuanto a la diputada Carrió, Lorenzetti recordó que desde 2015 ha sido víctima de difamaciones por parte de la legisladora que lo denunció por enriquecimiento ilícito. Lorenzetti remarcó que su patrimonio fue investigado y fue sobreseído.

"Usted ha excedido todo límite de la tolerancia que se exige a una persona que ocupe un lugar público como el mío. Durante más de un año ha injuriado sistemáticamente sin prueba alguna ha promovido panfletos y más grave aún ha intentado presionar al Poder Judicial", dice Lorenzetti en la carta documento a Carrió. Le requirió formalmente que desmienta en el término de 24 horas sus difamaciones.