Así lo aseguró el abuelo de Florencia Di Marco a los investigadores de la causa. La madre quedó detenida bajo la sospecha de que sabía de los abusos. Su pareja, padrastro de la niña, está acusado del femicidio.
Mientras Carina Di Marco, madre de la nena de 12 años violada y asesinada en San Luis, se negó a declarar en la indagatoria requerida por la jueza que investiga el crimen, se conocieron declaraciones del abuelo de Florencia, que podrían empeorar la situación judicial de la mujer.

Carina madre de florencia padrastro.jpg
La mamá de Florencia dijo que no imaginaba que estaba con
La mamá de Florencia dijo que no imaginaba que estaba con "una bestia" en su casa.
El fiscal Esteban Roche reveló que un grupo de investigadores fue a la ciudad mendocina de Palmira en busca de datos sobre la familia previos a que se mudara a San Luis y obtuvo testimonios de maestras que le advirtieron a Di Marco que su marido, detenido y procesado por el crimen, Lucas Gómez, "habría manoseado" a la niña.

El abuelo materno de la pequeña contó que su nieta tenía miedo. "Dijo que Florencia no quería estar en San Luis, que tenía terror de vivir en su casa, que le había dicho a su madre y a su padrastro que a la noche le zarandeaban la cama y no le dieron bolilla", contaron voceros del caso al diario Clarín.

Di Marco fue notificada el martes de su imputación por el "delito de abuso sexual, con acceso carnal agravado, en calidad de partícipe necesario".

Sobre los testimonios de las maestras, el fiscal amplió: "La madre fue a esa reunión y las maestras les dijeron lo que la misma niña les había relatado el año pasado y ella adoptó una actitud pasiva. Dijo que Florencia era mentirosa, que no decía la verdad y adoptó una actitud de defensa en torno a Gómez, diciendo que era muy buen padre".

Embed
El fiscal también manifestó que "la investigación está abierta" y puede llegar a determinar responsabilidades de las autoridades escolares, ya que no habrían seguido los protocolos con los que se debe actuar en estos casos, denunciando ante las autoridades policiales o judiciales la situación anormal.

"Hay que ver qué pruebas se pueden recabar", añadió, y señaló que los trabajadores del "Colegio Florencio Ameghino de Palmira van a ser citados a prestar declaración y en todo caso, se verá más adelante si les cabe algún tipo de responsabilidad".

En tanto, el jefe y el subjefe del Departamento Judicial, comisarios mayores Pablo Alvarez y Pablo Vieytes, y el jefe de la División Homicidios subcomisario, Javier Sosa, encargados de la investigación policial, detallaron las actividades que realizaron en torno a la investigación, pero se excusaron de avanzar en precisiones porque continúa la investigación.