Cerca del final del encuentro en el Camp Nou, Bonucci se acercó a la Pulga y le pidió la camiseta. Chiellini, testigo de la acción, sacudió a su compañero para que se metiera en el partido. Finalmente, el ex Inter se quedó con la camiseta de Messi.

Se jugaban los últimos minutos del Barcelona-Juventus que clasificó a los italianos a las semifinales de Champions. Giorgio Chiellini descubrió que su compañero de zaga Leonardo Bonucci le pedía la camiseta a Lionel Messi, el mejor futbolista del mundo.

Ahí fue cuando el autor del tercer tanto en la ida en Turín se plantó ante su compañero y le pidió que se concentrara en el partido. Bonucci no pudo contener sus ganas de tener la casaca del 10 del Barcelona y continuó pidiéndosela. Finalmente, el ex Inter obtuvo lo que más quería.


Messi camiseta.mp4