Se dieron a conocer los chats que Daiana mantuvo con Darío Suárez antes de desaparecer en los que le pide que lo acompañe a comprar un aire acondicionado para su mamá y le repite que "no le diga a nadie".
Con estos mensajes, Darío Suárez engañó a Daiana Garnica para que saliera de su domicilio y así capturarla. La última vez que la vieron fue con él, quien, según dicen los mensajes de whatsapp, le pidió que lo acompañara a comprar un aire acondicionado para regalarle a su mamá pero que "no le diga nada a nadie".
Embed
"Salí un rato afuera así te llamo", le escribió en uno de los mensajes. "Escuchame hermanita chikita esto no tiene que saber nadie,es una sorpresa para mi vieja por eso te dije que no sepa nadie, inventale cualquier cosas a tu mamá así salís un rato. No quiero q me falles después te llevo hasta Alderete", continuó.
Hasta ahora el principal sospechoso es Darío Suárez, quien fue imputado por el delito de privación ilegítima de la libertad y homicidio de Garnica.
Precisamente, los investigadores determinaron que este muchacho fue la última persona en intercambiar mensajes de texto con su teléfono celular antes de su desaparición.
Embed
Si bien no se descartan otras hipótesis, entre ellas que la joven haya sido víctima de una red de trata de personas o que haya huido de su hogar, los investigadores se inclinan por el crimen y estiman que Suárez fue el autor material.
Además, consideran que el sospechoso del crimen contó con la complicidad de un compañero de trabajo, apodado "Sapo" y del jefe de ambos.