Un joven de 23 años fue drogado, raptado y violado en varias oportunidades por tres mujeres.
El hombre tomó un taxi comunitario en Pretoria, Sudáfrica, en el que estaban también las mujeres. El vehículo en un momento se desvió del trayecto y fue atacado. Aseguró que le inyectaron una droga que hizo que se desmayara.

"Él dijo que se despertó en una habitación en una cama de una plaza", aseguró Colette Weilbach, miembro de las fuerzas locales.

"Después lo obligaron a tomar una bebida energética antes que comenzaran a violarlo en varias oportunidades", agregó.

Embed
Mientras tanto las autoridades realizan una investigación para determinar quiénes fueron las mujeres que llevaron adelante el ataque.

Según informa el diario Daily Mail, las violaciones y abusos sexuales en Sudáfrica son una epidemia y alcanzan las 500 mil anuales.

Rees Mann, que forma parte de Hombres Sobrevivientes de Abuso Sexual, dijo que alrededor del 20% de las violaciones son a hombres.