El campeón africano debutó frente a los trasandinos en la Copa Confederaciones de Rusia y dio la nota por algo extrafutbolístico: su llamativa manera de arribar al Otkrytie Arena.
Al bajar del micro, los jugadores cumplieron con su ritual, se reunieron y comenzaron a cantar y a bailar todos al unísono y así, sin perder nunca el ritmo, ingresaron al vestuario antes de enfrentar a los dirigidos por Juan Antonio Pizzi.

Camerun