Una mujer de 29 años se encuentra en terapia intensiva luego de ser brutalmente golpeada por su novio, un joven de 17 años que practica kick boxing. Familiares y amigos de la víctima marcharán para pedir justicia.

Carla Pereyra, una joven de La Toma, San Luis, vivió la crueldad en carne propia. Luego de ser brutalmente golpeada por su novio, un joven de 17 años que practica kick boxing.

Embed

Según informaron los medios locales, Carla fue internada el domingo pasado por la noche en el Hospital La Toma luego de la brutal agresión. Allí estuvo en observación hasta las tres de la madrugada del lunes. Luego volvió a su casa por pedido de su familia. Pero como seguía sintiéndose mal, su mamá la llevó de vuelta al hospital para que la atendieran.

Su estado es muy grave. Ingresó con un diagnóstico complicado: hemorragias en la cabeza y en distintos órganos. Sus amigos y familias piden por Facebook donadores de sangre para ayudarla. También estarán convocando a un marcha para reclamar justicia.

De acuerdo con el portal El Chorrillero.com, la joven, de 29 años, tenía diálogo con su ex novio dado que tienen un hijo en común. Sin embargo, el trato con el padre de la criatura no era "aceptado" por su actual pareja, quien al percibir que habían mantenido el contacto, la golpeó.

golpeada.jpg

"La sentó en el sillón y comenzó a propinarle golpes de puño, uno tras otro, luego la llevó a una habitación, la acostó sobre la cama y siguió con el terror", contó una vecina al portal.

Tras ser desfigurada, la víctima salió como pudo a la calle exclamando gritos de auxilio. Fue asistida inmediatamente por una vecina, quien llamó al 911, y en ese instante se acercó el novio diciendo: "Gordita, estás enferma, te voy a llevar a un psicólogo ¿Cómo te vas a golpear contra la pared?".

Cuando los efectivos llegaron a la casa de Carla, que vive en el barrio El Bordo, estaba muy golpeada pero consciente. Y se procedió a realizar la denuncia.

Esta no es la primera vez que Carla fue agredida por su pareja, un familiar contó que anteriormente el joven de 17 años la había golpeado pero ella no se animaba a denunciarlo "porque le tiene miedo".

Además detalló que el menor la había "amenazado de muerte" en reiteradas oportunidades. Incluso aseguró que en una ocasión la llevó al basural de la localidad "como insinuando sus intenciones".

Tras la denuncia, una amiga de Carla, Yayita Farías, que pidió dadores de sangre en las redes, contó en su perfil de Facebook cómo fueron los hechos el domingo a la noche.

"Sé que esta imagen duele mucho verla y da mucha bronca pero Carla tiene mucho miedo. Y necesita que la ayudemos. Está imagen dice muchas cosas. Ella está así ahora. No se golpeó contra la pared como dicen", escribió Farías en su página.

Carla Pereyra

En tanto, familiares y amigos de Carla convocaron a los vecinos de La Toma y localidades aledañas para reclamar justicia y asistencia estatal. Se concentrarán este martes en la Plaza Arco Iris, ubicada en el centro del pueblo.