El referente del Ciclón se fue algo molesto del club, que no le quiso renovar el contrato por dos años y dejó en libertad de acción. Pero además, el plantel de Diego Aguirre tiene motivos estadísticos que invitan a no extrañarlo.

Embed
Sucede que, más allá de todo lo que le dio el mediocampista al equipo del Bajo Flores (ganó tres títulos, entre ellos la única Copa Libertadores de la historia del club), su actual nivel dista mucho de aquel que supo brillar con la camiseta del Ciclón, y además la competencia por ese puesto parece estar muy bien cubierta.

Es que Franco Mussis se consolidó en los últimos tiempos como titular indiscutido en el esquema del uruguayo Aguirre, sumado a que sus números en el torneo que acaba de terminar lo posicionaron como uno de los mejores en ese sector de la cancha.

De hecho, el jugador de 25 años figura tercero en el ranking de recuperaciones totales de dicho certamen, detrás de Pablo Guiñazú, de Talleres, y de Luciano Aued, de Racing.

En total, el ex Gimnasia y Esgrima La Plata recuperó 99 balones en los 24 partidos que disputó, lo que totaliza más de 4 recuperaciones por encuentro. Por su parte, Ortigoza recuperó 36 balones en los encuentros del último torneo, casi 3 veces menos que Mussis.

Embed
Pero además de la buena performance de Mussis (y de la presencia de Juan Mercier, otro histórico al que sí le renovaron el contrato), hay otro aspecto que deja tranquilo a Aguirre en ese sector de la cancha: el regreso de Facundo Quignón de su préstamo en Newell's Old Boys.

El volante de 24 años fue otro de los destacados en el certamen cubriendo la mitad de la cancha y por eso desde Boedo quisieron repatriarlo. De hecho, Quignón figura sexto en el ranking de recuperaciones, con 92 en total. Su efectividad en los 22 partidos que disputó le da un resultado de 4.2 por encuentro, lo que valoriza aún más su labor.

Embed
De esta forma, y si bien la partida de Ortigoza significa el adiós a un referente dentro y fuera del campo, las presencias de Mussis y Mercier, más el regreso de Quignón, dejan tranquilo a San Lorenzo...aunque sea desde las estadísticas.