La calificadora de riesgo justificó su decisión en el "deterioro sostenido" de los precios de la materia prima y una persistente caída de las reservas internacionales.
La agencia calificadora de riesgo Moody's cambió el lunes el panorama de la calificación de Argentina a negativo desde estable, citando decisiones de política económica azarosas junto con crecientes interrogantes sobre la confiabilidad de las estadísticas oficiales.

Moody's dijo que podría cortar la calificación del país sudamericano a la categoría CAA si sus decisiones políticas afectan las métricas económicas y de deuda.

Un deterioro sostenido de los precios de las materias primas, una caída persistente en las reservas internacionales y un alza en los ratios de deuda por no desarrollar ajustes fiscales necesarios podrían también tener como resultado una baja en la calificación, agregó.