La brasileña Catarina Migliorini dio a conocer las normas a las que deberá adaptarse el japonés que pagó 780 mil dólares por tener relaciones sexuales con ella.
Catarina Migliorini, la joven brasileña que subastó su virginidad en un sitio de internet por 780 mil dólares, impuso una serie de requisitos que deberá cumplir el beneficiario para poder mantener relaciones sexuales con la chica.

"Netsu", como fue identificada la persona que se hizo acreedora al premio en el sitio de internet Virgins Wanted, deberá pagar el dinero en cuestión y luego aceptar las condiciones de la mujer, quien usará la plata para estudiar en Argentina.

Las condiciones para el comprador son: no puede traer a otra persona, no puede intentar realizar sus fantasías, no puede usar juguetes sexuales, está obligado a usar preservativo, no podrá besarla y el acto no puede durar más de una hora.

Catarina será entregada al beneficiario a bordo de un avión con destino a Australia, donde la pareja consumará el acto en un lugar que permanece en secreto.

Luego, la joven cumplirá su promesa de ayuda comunitaria y emprenderá su viaje a la Argentina, donde pretende completar sus estudios de medicina.

      Embed