El libro "Nuestras Islas, Nuestra Historia" ya está disponible en versión digital y será publicado a fines de enero. El escrito, que describe cómo es ser un "Falkland Islander" promete generar polémica.
En una polémica iniciativa, el gobierno de las Islas Malvinas anunció la publicación de su "historia oficial" del archipiélago, que según las autoridades isleñas provee de los principales aspectos historiográficos de un pueblo "cuya determinación y carácter forjó un territorio democrático, próspero y dinámico".

El libro, titulado "Our Islands, Our History" (Nuestras Islas, Nuestra Historia), que está disponible de forma gratuita en versión digital a través del sitio oficial del Falkland Islands Government desde el pasado 21 de diciembre, será publicado a finales de enero, según informó la agencia Ansa.

 "Proveerá de un sumario accesible y preciso de los aspectos claves de la historia de las Falklands (Malvinas), y de un pueblo cuya determinación y carácter forjó un territorio democrático, próspero y dinámico", según adelantó un portavoz del gobierno de las Malvinas, en Puerto Stanley (Puerto Argentino).

La obra acompañará el libro "Our Islands, Our Home" (Nuestras Islas, Nuestro Hogar), que había sido publicado a comienzos de 2012.

 En una breve introducción, Leona Roberts, directora del Falkland Islands Museum and National Trust, explicó que el propósito del libro es dar a conocer la historia, sus habitantes y qué significa ser ciudadano de las Malvinas.

 "Nuestro libro explica qué significa ser un Falkland Islander (isleño). Es una historia breve. El asentamiento es relativamente reciente: Comenzó en el siglo XVIII y sólo ha sido continuo desde comienzos del siglo XIX. A diferencia de los imperios coloniales español y portugués, nunca contamos con población indígena, así que no tenemos monumentos antiguos o mitologías románticas para definir nuestra identidad como isleños", destacó Roberts.

 "Otras personas han inventado sus propios mitos acerca de nuestra historia y esto explica por qué hay tantas ideas equivocadas acerca de quiénes somos y acerca de nuestro derecho de llamar a las Falklands nuestro hogar", continuó.

 Según Roberts, la historia de las Islas Malvinas "contó con largos períodos de tranquilidad, interrumpidos por ráfagas de actividades complejas. Los hechos ocurridos en las décadas de 1760 y 1770 están incluidos en el libro, y con la ayuda de la línea cronológica que incluimos, esperamos que sean abarcadores. El período de 1820 a 1833 también es complejo, y se volvió aún más complejo por la tendencia de mezclar mitos nacionalistas en torno a la narrativa básica", continuó la historiadora.

 En 1833 Gran Bretaña invadió las islas y expulsó a las autoridades y población argentina. Roberts explicó además que el libro "quiere explicar al lector interesado cómo la comunidad diversa de las Falklands maduró, abrazando influencias de muchas naciones cuyos marinos visitaron o decidieron quedarse, desarrollando una identidad cultural propia, pero al mismo tiempo manteniendo un fuerte vínculo con Gran Bretaña".

 "Esta cercana afinidad con Gran Bretaña y lealtad a la Corona sigue vigente hoy día, tal vez no muy bien vista en el resto del mundo moderno, pero es un elemento genuino de nuestra identidad nacional", sostuvo. Con respecto a la Guerra de Malvinas de 1982, durante la cual Gran Bretaña y Argentina se enfrentaron en un conflicto bélico disputado en el Atlántico Sur por la soberanía de las islas, Roberts dijo que el libro histórico no busca ser una historia de esos eventos.

 "Pero de todos modos les estamos eternamente agradecidos a las fuerzas británicas por liberar a nuestras islas de un período breve pero doloroso de ocupación argentina. Su sacrificio nos devolvió nuestra libertad y garantizó nuestro futuro, y por ello nunca serán olvidados", continuó la funcionaria isleña.

 Según Roberts, las Islas Malvinas "son más que un producto de fechas y eventos históricos".
 "Hay familias que con orgullo ya llevan nueve generaciones naciendo en estas islas y somos un pueblo muy particular, orgullosos de ser Kelpers, el seudónimo que nuestros ancestros adoptaron hace generaciones, tomado de los ricos bosques de algas (kelp) que rodean nuestras costas. Lo que este libro no puede describir es el elemento intangible que nos une a esta isla hermosa. Para tratar de entender esto hay que leer esta obra, o mejor aún, visitar a las Falklands y verlo uno mismo", concluyó.