Múltiples operativos se están realizando en una mega causa trinacional (Argentina-Uruguay-Chile) por los pases en el fútbol. Uno de los allanamientos es en el edificio de la AFA.
La Policía Federal realizó este jueves un mega-operativo en el que efectuó 130 allanamientos en la causa por lavado de dinero en los pases de futbolistas y las triangulaciones. Uno de los estadios elegidos fue el de San Lorenzo en el que se buscaron antecedentes de pases y pasaportes de jugadores que se contrataron. También allanaron sedes de Racing, Independiente y el edificio de la AFA.

El pasado miércoles Jonathan Bottinelli fue procesado por esta causa y está cada vez más complicado. El defensor, quien se fue de San Lorenzo el 30 de junio de 2012 pero antes de llegar a River en su pase intervino el club San Felipe de Chile, fue procesado este miércoles por la Justicia por tentativa de evasión tributaria, en el marco de una investigación y denuncia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Este jueves, la Policía inspeccionó una oficina del complejo de la Ciudad Deportiva en busca de documentación, aunque oficialmente no encontraron nada, según informó Marcela Nicolau, jefa de prensa de San Lorenzo.

Sobre el procedimiento en la AFA, el organismo informó que "se procedió a una diligencia judicial según la cual se requirió información sobre una serie de expedientes de transferencias de contratos de futbolistas, las que fueron suministradas".

Además, el comunicado resaltó que la AFA está "a disposición" de cualquier otro requerimiento efectuado por el Magistrado. 

La AFIP comenzó el año pasado una revisión de todas las transferencias de futbolistas entre clubes afiliados a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y también los pases hacia el exterior, y el caso Bottinelli es el más resonante.

Bottinelli pasó de jugar en San Lorenzo a River, donde está hoy, pero en la operación figura como vendedor Unión San Felipe, club administrado por Raúl Delgado, ex vocero presidencial durante la gestión de Carlos Menem. Pero cuando finalizaba el procedimiento en el Bajo Flores, se supo que había otro en la sede que Racing tiene en el barrio porteño de Villa del Parque.

Así como desde Racing daban por hecho que luego irían a la sede central de la avenida Mitre en Avellaneda, también aguardaban la visita en River.