Durante los MTV Video Music Awards, la cantante realizó una performance junto al rapero Robin Thicke que dejó a todos boquiabiertos.


Miley Cyrus es sin dudas una de las artistas más polémicas del momento. La ex chica Disney se presentó en los MTV Video Music Awards e interpretó su éxitoso tema 'We Can't Stop', del album Bangerz..

Pero minutos después el termómetro estalló por el aire cuando Cyrus empezó a hacer gestos obscenos y a tocarse sus partes íntimas al momento de interpretar el tema 'Blurred Lines' junto al rapero Robin Thicke.