Algunos modelos de vehículos que se comercializan en el mercado nacional considerados de alta gama se encarecerán en promedio un 30% si prospera el impuesto propuesto por el gobierno. Volskswagen y Peugeot, las más afectadas.
El Poder Ejecutivo envió la semana pasada a la Cámara de Diputados un proyecto de ley para subir los impuestos a la compra de autos y motos de alta gama, embarcaciones, aeronaves y otros bienes suntuarios.

De prosperar la iniciativa, varios modelos que se ven hoy en las calles argentinas aumentarán su precio entre el 25% y el 30% en promedio, según estiman en el mercado.

El tributo propone llevar la alícuota del 10% al 50% en el caso de los vehículos con un valor superior a $170.000 antes de impuestos y un porcentaje similar para las motos de más de $40.000 (entre $22.000 y $40.000 sería 30%) y para las aeronaves y embarcaciones de más de $170.000 (para los barcos también 30% entre $22.000 y $170.000).

El proyecto modifica la ley 24.674, de Impuestos Internos, y se enmarca en los intentos del Gobierno por frenar la caída de reservas del Banco Central, ya que muchos de estos bienes provenientes del exterior se comercializaban al tipo de cambio oficial, aunque la norma abarca tanto los bienes provenientes de otros países como los de que se fabrican en el país.

Para dimensionar los valores de los autos que abarcará el proyecto, el artículo 39 establece que estarán exentas del gravamen "aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea igual o inferior a $170.000". De acuerdo con el valor en las concesionarias, serán los que superen los $220.000.

Las más afectadas en el esquema, serían Peugeot y Volkswagen, con muchos vehículos en el segmento comprendido en el impuesto, considerado de "alta gama", además de vehículos de mayor costo de marcas importadas, como BMW, Audi y Mini, entre otros.

La lista de vehículos que subirían su precio al público es la siguiente:

PEUGEOT

- 308, el modelo en su versión cabriolet supera los 275.000 pesos.

- 3008, de las once versiones del modelo familiar, cinco cotizan por encima de los 238.000 pesos.

- 4008
, todos los modelos de este vehículo cuestan por encima de los 300.000 pesos.

- 508, en combustible diesel, dos de las tres versiones superan los 289.000 pesos y estarán afectadas.

CHEVROLET

- Captiva, dos de las tres versiones disponibles en el mercado superan los 242.000 pesos.

RENAULT


- Koleos, en tres de las cuatro versiones, el SUV de la marca francesa que produce en Córdoba estarían alcanzadas por el impuesto ya que superan los 264.000 pesos.

- Megane III,
en la versión deportiva RS, cuesta 300.000 pesos y estaría afectado.

CITROËN


- DS4, el modelo deportivo cuesta a público 258.000 pesos

FORD

- Kuga, la SUV importada de Alemania por la automotriz cuesta, en su versión de entrada, 270.000 pesos.

- Mondeo
, vehículo que es un clásico en el mercado argentino también quedaría en el rango de precios con nuevo impuesto, porque arranca en los 253.000 pesos.

TOYOTA

- SW4, la SUV de la marca que fabrica la Hilux en Campana  cuesta más de 300.000 pesos.

VOLKSWAGEN

- Passat, el modelo tope de gama de la marca cuesta 251.000 pesos y estaría gravado.

- Sirocco
, también afectado por arrancar en los 249.000 pesos.

- Sharan, el modelo familiar arranca en los 309.000 pesos.

-Tiguan, la SUV que tuvo una muy buena performance de ventas daría un fuerte salto en su precio de entrada, que hoy está en los 309.000 pesos.

- Vento, seis de las catorce versiones del modelo superan los 252.000 pesos.

HONDA


- Accord,
el modelo arranca en 309.000 pesos así que quedaría gravado con el impuesto en todas sus versiones.

- CRV, la SUV que es un caballito de batalla de la marca y logra un alto volumen de ventas daría un fuerte salto de precio ya que los modelos arrancan en los 261.000 pesos.