Chad Akins, de Florida, Estados Unidos le propuso matrimonio a su novia de toda la vida, Kaitlyn Phillips, después de darle para leer un libro de cuentos personalizado que encargó a una diseñadora argentina a través de Freelancer.com para ilustrar lo que siente por ella.

Tras conocerse en la universidad, la pareja había salido de forma intermitente durante años, siempre reconociendo una conexión fuerte pero a veces sofocados por vivir en diferentes ciudades: Seattle, Nueva York, Florida, en diferentes países: Colombia, Gran Bretaña, y otras circunstancias. Pero siempre se mantuvieron en contacto y, finalmente, después de volver a conectarse por internet, pareció que ambos estaban interesados en pasar a una relación seria.

"En mayo del año pasado volé desde Inglaterra a Nueva York para visitar a Kait", escribió Akins en la web de su boda, en el sitio The Knot. "En ese viaje las cosas hicieron un click. Finalmente todo se sintió más natural, nos complementamos bien y nos divertimos mucho simplemente disfrutando de la compañía del otro."

Una vez que decidieron estar juntos, no pasó mucho tiempo antes de Akins empezara a buscar una manera de hacer la propuesta. Empezó escribiéndole un poema inspirado en los materiales impresos que utilizaba en su trabajo para la empresa OneHope, una organización de niños y adolescentes y por ello, decidió encargar un libro para ilustrar el poema.

Así fue como se contactó con una ilustradora Argentina, Mariela Fandos, quién, por medio de Freelancer.com, plataforma que constituye el mayor mercado de outsourcing con más de 14,2 millones de usuarios registrados en el mundo, convirtió el poema de Akins a imágenes.

Esto demuestra también como el avance en la tecnología y las comunicaciones ayudan a contactar a diferentes personas a través del mundo y como un trabajador independiente puede globalizar sus servicios con sólo un click, consignó ABCNews.

Cuando Akins presentó finalmente el libro infantil que llamó "La Gran Aventura de Kaitlyn " a su novia se le llenaron los ojos de lágrimas. "Lo leí con ella y cuando llegué a la línea de la última página, que dice 'Kaitlyn, ¿Quieres ser mi esposa? murmuró entre lágrimas 'sí' y me abrazó", dijo él. "La boda será este verano y estamos muy emocionados de comenzar nuestra vida juntos."