*Nuevos métodos para luchar contra la contaminación acústica.
Un juez de Estados Unidos decidió aplicar una innovadora sanción contra los vecinos que llegan al juzgado acusados de provocar ruidos molestos. La condena consta en escuchar música a todo volumen durante una hora.

Pero no se trata de cualquier tipo de música, sino que el juez consideró oportuno que los temas sean los del dinosaurio Barney, uno de los ídolos de los más chiquitos.

Según ABC, también deberán escuchar los temas del cantante estadounidense Barry Manilow, a modo de correctivo porque todos los que molestan con el alto volumen de su música son reincidentes.

Este método es bastante eficaz porque desde que se empezó a implementar se redujo considerablemente el número de personas que son acusadas por sus vecinos por los ruidos molestos