Amenaza de bomba y evacuación en el Edificio Libertador: sólo un susto

DyN
Por DyN

  • Desde el Ministerio de Defensa indicaron que la llamada que recibieron a las 14 y que hablaba sobre la existencia de una bomba en el edificio era falsa.
  • Sólo quedaron en el lugar la ministra Nilda Garré y sus colaboradores, mientras que todos los demás ocupantes evacuaron el edificio para su revisión.

Una amenaza de bomba obligó esta tarde a evacuar el Edificio Libertador durante alrededor de dos horas, en las cuales sólo permanecieron en sus despachos la ministra de Defensa, Nilda Garré, y sus principales colaboradores, hasta que se comprobó que no había ningún artefacto y se retomó la actividad normalmente.

"Se procedió a evacuar el edificio por normas protocolares", aclaró una fuente del Ministerio de Defensa, que funciona en el edificio de Paseo Colón 250 junto al Estado Mayor Conjunto y el Estado Mayor General del Ejército.

Todo ocurrió alrededor de las 14, cuando en el conmutador del edificio una llamada encendió la alarma diciendo que había una bomba en la sede.

La telefonista avisó al personal de seguridad del edificio y entonces se aplicó el protocolo: promover la salida ordenada del lugar y convocar de inmediato a las brigadas antiexplosivos de la Policía Federal y de la propia fuerza armada.

"El personal salió ordenadamente, con toda normalidad. Entre personal civil y militar en este lugar deben trabajar unas 800 personas", refirió el jefe de prensa del ministerio, Jorge Bernetti.

Pero ni Garré ni sus secretarios y colaboradores salieron del edificio: se quedaron en el piso 11 donde funcionan sus oficinas y "siguieron trabajando", dijeron los allegados a la ministra.

Incluso, Garré recibió al comisario que encabezó la Brigada de Explosivos de la Federal y que comenzó a recorrer el edificio con sus agentes, acompañados por perros rastreadores.

Finalmente, alrededor de las 16 se comprobó que no había ningún artefacto y entonces la gente retornó a sus tareas habituales.

Bernetti dijo a la prensa que se trató de una "acción perturbadora de tipo psicológico", pero no quiso establecer hipótesis acerca de la procedencia del llamado, lo cual, dijo, "sería absolutamente imprudente".

De todas maneras, afirmó que "todo lo que se salga del orden legal y constitucional es un ataque a la sociedad".

Bernetti dijo que se revisó "oficina por oficina" y que la gente "muy tranquila y responsable, descendió por ascensores y escaleras".
Finalmente contó que "esto es la primera vez que ocurre en la gestión de la ministra Garré".

Dejá tu comentario