Cuatro amigos chinos que no tenían dónde jugar al fútbol se hicieron su propia cancha

EFE
Por EFE

Cuatro amigos chinos apasionados del fútbol construyeron su propio campo ante las dificultades para encontrar un lugar en el que practicar su deporte favorito en Pekín, según recoge el semanal "Beijing Today".

El complejo deportivo consta de tres campos de hierba artificial para equipos de cinco jugadores, iluminados por potentes focos para jugar por la noche y con las porterías de redes de alambre, según las necesidades de Shi Jiangyi y sus amigos.

La idea de crear los campos surgió por la dificultad que tenían para encontrar un espacio en el que practicar el fútbol, ya que, según explica Shi, no era fácil conseguir uno de los 28 campos de la ciudad y ni siquiera reservarlos garantizaba poder jugar en ellos al final.

Los campos de las universidades y los institutos tampoco solucionaban su problema, ya que eran demasiado grandes para ellos y llegaban a cobrarles hasta 106 dólares (77 euros) por un partido de dos horas.

Después de ocho meses de búsqueda y negociaciones, el grupo de amigos consiguió alquilar un terreno por 13.296 dólares (9.639 euros) mensuales y construir sus propios campos.

"Cuando las luces se encienden y les veo jugar en nuestros campos, tengo una verdadera sensación de logro", explicó Shi. "Me siento muy bien cuando los jugadores me dicen que han jugado un partido emocionante aquí", reconoció.

Dejá tu comentario