Colombia, la bestia negra que arruinó nuevamente la ilusión brasileña

Deportes

Neymar tendrá pesadillas con el equipo de José Néstor Pekerman, el rival que se convirtió en denominador común de los dos partidos más tristes de su exitosa carrera.

La historia comenzó en los cuartos de final de Brasil 2014. La Selección de Felipao Scolari quería revancha del Maracanazo de 1950 con Neymar como principal argumento y figura. La Verdeamarela logró sortear el escollo frente al equipo de Pekerman pero resultó una victoria pírrica: Carlos Zúñiga le pegó un rodillazo en la espalda que le provocó la fractura de la tercera vértebra lumbar y lo dejó afuera del Mundial, de su Mundial. En semifinales, Alemania bailó a Brasil.

mundial 2014
Posiblemente mal predispuesto por semejante antecedente, Neymar aguantó durante todo el partido el incesante castigo que le propinó el conjunto colombiano, que alternando a su victimario, enloqueció al astro brasileño. Neymar tiró un cabezazo, Carlos Bacca lo empujó y ambos se fueron expulsados. En la manga, el 10 habría insultado al árbitro chileno Enrique Osses, cuyo informe fundamentó la sanción que le impuso la Conmebol: cuatro partidos y adiós Copa América.
copa america




Dejá tu comentario