Lanús se aprovechó y derrotó a un Racing desorientado

Deportes

El Granate capitalizó sus chances y venció 2 a 1 al local, que se fue envuelto en silbidos. Melano y Romero anotaron para el visitante y descontó Viola. La revancha será en el Sur.

Lanús aprovechó el cuarto de hora final de la primera etapa para superar a Racing Club 2-1 en el Cilindro de Avellaneda en el partido de ida de la segunda ronda de la Copa Sudamericana. Lucas Melano y Silvio Romero sacaron ventajas para la visita. Valentín Viola descontó para la Academia.

      Embed

      Embed

La revancha será en cancha de Lanús en dos semanas y al conjunto de los hermanos Barros Schelotto le alcanzará con perder por un gol y no recibir más de un tanto para estar en la fase siguiente del certamen continental. 

El arranque del partido fue vertiginoso. La pelota fue de área a área con juego asociado por parte de ambos equipos pero sin demasiada profundidad en los metros finales. Racing comenzó a hacerse dueño de la pelota a partir de los 10 con buenos trabajos de Valentín Viola y Ricardo Centurión, quienes llevaron peligro al área granate.

Sobre los 20, Centurión desbordó por su sector, Agustín Marchesín desvió el envío bajo pero la pelota le quedó servida a Gabriel Hauche, quien remató de zurda y Carlos Araujo rechazó en la línea. El rebote le quedó a Rodrigo De Paul, pero su disparo rebotó en un defensor y se fue al corner.

Nuevamente Centurión desniveló por derecha sobre los 31. El talentoso futbolista académico cedió atrás para De Paul y nuevamente, bajo el arco, rechazó Araujo. Racing era más, pero su falta de contundencia le impidía ponerse en ventaja.

En cambio, cuando tuvo su oportunidad Lanús no la desaprovechó. A los 38 Paolo Goltz, sin marca, cabeceó un corner ejecutado desde la derecha, Saja logró sacar con lo justo abajo, tomó el balón Carlos Izquierdoz quien remató al travesaño y el último rebote le quedó a Melano que empujó la pelota para poner el 1-0.

Poco después, Lanús pudo ampliar la ventaja pero un tiro libre de Goltz que pegó en el travesaño. Sin embargo, sobre el final de la etapa la visita no iba a perdonar.

A los 45, Romero dejó desairada a toda la defensa local con una diagonal de izquierda hacia el centro para después "romperle" el arco a Saja con un remate violento, sellando el 2-0 parcial.

En el complemento, Racing se paró decididamente en campo contrario, fue más vertical y sigió insitiendo con los desbordes de Centurión por la derecha, que le trajeron continuos dolores de cabeza a la defensa granate.

El descuento se veía venir y llegó justo un minuto después de que Centurión dejara la cancha. El ingresado Roger martínez habilitó por derecha a De Paul, éste sacó un centro a la puerta del área menor para la aparición de Viola, quien con un potente cabezazó achicó distancias.

Racing insistió y enseguida tuvo una chance de igualar: primero con un cabezazo de Martínez, que se fue cerca del arco de Marchesín y poco después a través de Hauche que le picó la pelota pero elevó su envío.

A partir de entonces y hasta el final Racing siguió teniendo mayor dominio de pelota, pero Lanús se paró bien en defensa y aguantó el resultado que tiene aroma a clasificación.

Dejá tu comentario