Volvió el golf profesional en Estados Unidos

Deportes

El PGA Tour volvió con un estricto protocolo sanitario, sin Tiger Woods y con homenajes a George Floyd.

Tras casi tres meses de parate por la pandemia de coronavirus, este jueves volvió la actividad del circuito más importante del golf mundial. El PGA Tour, que había suspendido su temporada el 13 de marzo tras la primera ronda del prestigioso torneo The Players, que fue cancelado, reanudó la acción en el Charles Schwab Challenge, en Fort Worth, Texas. Sin Tiger Woods, pero con la presencia de los mejores tres golfistas del ranking mundial, el torneo se disputa a puertas cerradas, bajo estrictas medidas de prevención y con un especial homenaje a George Floyd.

https://twitter.com/PGATOUR/status/1271088478349070336

Aunque por la misma naturaleza del juego, el golf es un deporte en el que los competidores no necesitan tener contacto entre ellos y pueden respetar perfectamente la distancia aconsejada para evitar el contagio del coronavirus, las autoridades del PGA Tour no dejaron nada librado al azar y armaron un protocolo que contempla desde el viaje de los jugadores y sus ayudantes hacia el lugar del torneo hasta el comportamiento que deben tener en el club.

@philmickelson is feeling it early @charles_schwab_challenge.
View this post on Instagram

@philmickelson is feeling it early @charles_schwab_challenge.

A post shared by PGA TOUR (@pgatour) on

La primera decisión que se tomó fue que el campeonato programado originalmente para fines de mayo se dispute sin público. Esta medida se aplicará en al menos las siguientes tres citas de la temporada.

La PGA limita el acceso a las áreas destinadas a jugadores y caddies, como el club house, a las que no se permite el ingreso de familiares. También se reduce el área de alimentación de los jugadores y se implementa la modalidad de "take away".

El protocolo alienta a los jugadores a hospedarse en los hoteles designados para "crear un ambiente controlado", aunque acepta que se queden en casas alquiladas o en sus propios hogares -en el caso de jugadores locales-, siempre que cumplan con las medidas sanitarias adecuadas.