Godoy Cruz y Argentinos empataron sin goles en Mendoza

Deportes

El equipo de Martín Palermo fue superior pero no encontró el camino para quebrar al Bicho que terminó con nueve jugadores. El arquero Ojeda le atajó un penal a Mauro Obolo sobre el final del partido.

Godoy Cruz y Argentinos Juniors empataron en un partido parejo en Mendoza. El Tomba generó las situaciones más claras ante un Bicho que terminó con nueve jugadores por las expulsiones de Lucas Rodríguez, por doble amonestación, y Aníbal Matellán, por un exceso verbal. Además el arquero Ojeda le atajó un penal a Obolo sobre el final del partido.

      Embed

El local asumió el protagonismo desde el comienzo, se paró en la mitad de la cancha con firmeza y progresó en búsqueda del arco del adversario.

En ese sentido probó de todo: llegó tocando, tiró centros por arriba, centros rasantes y pateó desde media distancia, pero siempre falló en la definición.

Facundo Castillón, Nicolás Castro y Obolo remataron defectuosamente en situaciones inmejorables, y cuando los dirigidos por Martín Palermo acertaron con la puntería, el arquero Ojeda respondió con solvencia.

Argentamos, sin embargo, se vio superado en todas las líneas y sólo tuvo una aproximación a los 30 minutos, con un remate de larga distancia de Leonel Núñez que pasó cerca del travesaño.
Godoy Cruz fue muy superior y mereció haberse ido al descanso en ventaja.

En la segunda parte, Argentinos quiso ser más ambicioso y, aunque le duró poco, tuvo una llegada clara a los 9 minutos con un centro de Juan Ramírez que el ecuatoriano Juan Anangonó cabeceó apenas desviado.

Si bien el cuadro mendocino había resignado parte de su dominio, siguió creando situaciones hasta que, promediando la media hora, el visitante quedó con un hombre menos al ver Rodríguez la segunda amarilla.

Así, pronto quedó arrinconado en su área, y a los 39 Matellán cortó con la mano un centro enviado por el panameño Armando Cooper desde la derecha.

El árbitro Carlos Maglio sancionó penal, la protesta de el zaguero derivó en otra expulsión y Obolo ejecutó el tiro castigo con potencia, aunque no con la astucia necesaria para vencer a Ojeda, quien se erigió como la figura del partido.

      Embed


Dejá tu comentario