El lado B de las galletitas: las 5 que no podés dejar de probar

Si te aburren las clásicas, acá van unas recomendadas que te pueden volver a alegrar las tardes. ¿Cuál preferís?

Hablar de Oreo, Sonrisas y Melba es fácil. Si te estás aburriendo de lo de siempre, acá van cinco recomendadas que te pueden volver a alegrar las tardes.

Si las galletitas dulces son una parte básica de tu dieta, no dejés de probar estas cinco. Quizás te cueste un poco más conseguirlas, pero valen la pena:

Casa China
Las galletitas sueltas de los supermercados Casa China, en el Barrio Chino, son un must en la lista de compras. Cuestan unos 7 pesos cada 100gr: las mejores son las de jengibre (muy crocantes y con un baño de glasé) y las de avena y miel (acarameladas, con sabor tostado y muy dulces).

Celosas
Este maravilloso ejemplar de galletita que solo se consigue en el chino tiene una relación precio-calidad difícil de vencer. Forma de lunita, sabor a vainilla y un baño de repostería que no está nada mal; crocantes y blanditas a la vez, como una masa seca.

Costa
Si las Masitas (una galletita simple sabor manteca) son buenas, las verdaderas reinas de esta marca chilena son las Tuareg: dos galletitas de sabor y textura suave, rellenas con una crema de coco aterciopelada y sutil. A $4,60 el paquete de 100 gramos.

Surtido Fiesta
A esta altura no es ninguna novedad hablar de las Frutigran, pero pocos están al tanto de la existencia del Surtido Fiesta de la misma marca, Granix. Este compilado vendría a ser la versión industrial de las galletitas de dietiética, con sabores como avena, miel y pasas. Se consiguen a $7,80 el paquete de 350 gramos.

Pepperidge Farm
Vienen de Estados Unidos y aunque son muy caras ($30 por un poco más de 200 gramos), también son muy ricas (tanto o más que una galletita casera) y tienen variedades que acá no hay (típica cookie americana con chips de chocolate o con macadamia). Para darse un gusto de vez en cuando.
 
Si te gustó esta nota, podés leer las siguientes:
 
Marcas retro: los 10 productos que más extrañamos

El auge de la lencería erótica comestible

Quiosco bizarro: las 10 golosinas más raras y curiosas del mundo

Dejá tu comentario