Miriam Lanzoni: "Van a tener que pasar por mi cadáver para que deje ir a Alejandro"

Espectáculos

Aseguró que el factor sorpresa mantiene viva la intimidad de la pareja y le quedan trucos de sobra para alejar a la competencia.

Miriam Lanzoni lleva siete años casada con Alejandro Fantino y durante todo ese tiempo su carrera como actriz creció de manera exponencial. Con un papel en el teatro y a punto de grabar una novela, aseguró que este es el mejor año para tener un hijo con el conductor, y va a poner todo de ella para lograrlo.

"No me agrada que mi marido me vea arreglándome, o hecha una piltrafa. Puedo estar a cara lavada, pero siempre impecable. Me gusta ser coqueta para Ale, porque es la única persona a la que tengo que conquistar", expresó Lanzoni a la revista Gente.

La actriz oriunda del Chaco admitió que no hace falta mucha producción para mantener la pasión encendida en su casa. "Somos jóvenes, nos gustamos, nos calentamos y nos entendemos. El factor sorpresa es clave a la hora del sexo. ¡Eso me encanta!", reconoció.

"Vivimos solos y libres. Nos amamos. Alejandro me vuelve loca y yo a él. Somos muy pasionales en el sexo, en la vida y en las peleas, también", admitió la actriz.

"Estoy muy enamorada. (Alejandro) tiene un gran corazón, me enamoran su cabeza, su cuerpo. Si yo no soy perfecta, ¿por qué habría de serlo él? Se mandó sus renuncios, pero también reconoció sus errores", convino relajada la actriz en referencia a las dos infidelidades del conductor que ella supo perdonar.

"Cuando llegue el día en que me deje de amar, nos sentaremos a hablar. Mientras tanto, van a tener que pasar por mi cadáver para que lo deje ir", se despachó la "gringa", quien dio muestras más de una vez de estar bien atenta a las fanáticas de su marido, hasta en Twitter.

Dejá tu comentario